• en
  • es
  • ca

Visitar Tarragona

Roman amphitheater

El Balcón del Mediterráneo. La riqueza cultural de Tarragona no sería la misma sin su pasado árabe y en la ciudad han quedado también alguna huella de la presencia judía. Podemos encontrarlos en las callejuelas dentro de las murallas y alrededor de la catedral de Santa María.

El circo de Tarragona está considerado entre los circos más bien conservados de Occidente, todo y que parte de su estructura continúa oculta debajo de edificios del siglo XIX. El conjunto arqueológico romano de Tarraco ha sido reconocido además como una de las siete maravillas de Cataluña. Todo ello sin olvidar recorridos de gran valor cultural como son la ruta de los monasterios del Císter de Poblet, Santes Creus y Vallbona de les Monges, acercándose a la villa medieval de Montblanc y a la comarca vinícola del Priorat, reconocida por sus vinos a nivel mundial. El 30 de noviembre del 2000, el comité de la UNESCO decidió otorgar al conjunto arqueológico de Tarraco el reconocimiento de Patrimonio Mundial. La riqueza cultural de Tarragona no sería la misma sin su pasado árabe y en la ciudad ha quedado huella la presencia judía, como el barrio hebreo que se distribuye en pequeñas callejuelas dentro de las murallas y alrededores de la catedral de Santa María.

Los llamativos cabos e inmensos acantilados ha convertido a las localidades turísticas de la Costa Dorada el destino perfecto para los que desean pasa unas vacaciones inolvidables en el litoral mediterráneo, como por ejemplo las radiantes playas de Salou, destino de muchos turistas.

Si visitamos Salou, Reus u otra localidad de la Costa Dorada puede disfrutar de unas vacaciones en familia en el parque de atracciones de Port Aventura. Con cuatro temáticas diferentes, Universal’s Port Aventura es ideal por sus emocionantes atracciones, vistosos espectáculos, variados restaurantes y, los acogedores hoteles repartidos por toda la Costa Dorada. Además a tan sólo 9 kilómetros de la ciudad, podremos disfrutar de los espacios naturales como son el Parque Natural del Ebro, las cuevas de Benifallet o la Sierra del Montsant.

Hay dos fechas señaladas en honor a los dos patrones de la ciudad: San Magín (19 de agosto) y Santa Tecla (23 septiembre) y que sacan a la calle a toda la ciudadanía con un sinfín de actos musicales, folclóricos, infantiles o pirotécnicos.

Precisamente, la pirotecnia tiene un protagonismo especial durante la primera semana del mes de julio, con el concurso internacional de fuegos artificiales, que baña de color las playas de la ciudad.

Una de las cosas más espectaculares que ver durante la fiesta mayor de Tarragona son las construcciones humanas. Des de hace dos cientos años son una parte muy importante durante las fiestas de la ciudad. Los castillos viven una primera época de oro en Tarragona con la colla dels Xiquets de Valls.

Acceder a la ciudad es cómodo gracias a las buenas vías de comunicación que posee. Dos autopistas y tres carreteras nacionales. Además, cuenta con una estación de tren y una de autobuses y, desde diciembre de 2006, está conectada a la red del Tren de Alta Velocidad gracias a la estación del Camp de Tarragona.

El transporte aéreo también forma parte de la buena red de comunicaciones de Tarragona. El Aeropuerto de Reus se encuentra a 7 kilómetros de la ciudad y se ha convertido en una segunda base operativa en Cataluña.

El Puerto es otro de los puntos clave de sus infraestructuras de comunicaciones. Es Puerta de entrada tanto de mercancías como de pasajeros.

Otro punto fuerte de la ciudad es su gastronomía, fiel reflejo de la tradición mediterránea. Aceite de oliva, Frutos secos, vino y Frutos del mar, no pueden faltar en una mesa que se precie. La salsa romesco es típica, hecha a base de tomate, pan, aceite, ajo, frutos secos y pimientos rojos. Su sabor dulce y ligeramente picante, se sirve para acompañar todo tipo de platos.

Por todo ello, el turismo es uno de los pilares de la economía de la región. El sector industrial, es el otro pilar liderado por el sector químico y con una refinería de petróleo, que han convertido a Tarragona en la segunda área de desarrollo económico de Cataluña.

Si bien la ciudad de Tarragona dispone de un amplio abanico de actividades de todo tipo para sus visitantes, es común que una de las que más se disfruten es la de ir de compras por los sitios comerciales más representativos de la ciudad. Se puede empezar el recorrido por la Calle de Rambla Nova que abarca desde la plaza Imperial Tarraco hasta el paseo marítimo.

Juegos del Mediterráneo 2017

En definitiva, Tarragona es ejemplo de ciudad mediterránea con un amplio abanico de tradiciones y con un entorno ideal para celebrar con éxito unos Juegos Mediterráneos y que éstos contribuirán a su vez a construir la Tarragona del siglo XXI. La ciudad posee todos los valores necesarios para acoger una competición de la complejidad organizativa de unos Juegos Mediterráneos. Es una ciudad mediterránea, abierta y hospitalaria. Con un dote de más de mil años de historia junto al mar, su clima espectacular, sus playas, su gastronomía y su patrimonio histórico dan la bienvenida al visitante para que disfrute de sus fiestas, tradiciones y espectáculos