• en
  • es
  • ca

Descubre Barcelona

La historia de Barcelona se remonta hace unos 4.000 años atrás, ya que se han hallado restos humanos que existieron desde finales del Neolítico. No obstante, la fundación de Barcelona como ciudad se debe al pueblo romano, cuyo máximo esplendor irá creciendo hasta convertirse en uno de los principales puertos del Mediterráneo occidental.

Durante el transcurso de la Edad Media la ciudad pasa a ocupar la primacía sobre el resto de los condados catalanes y se impone en una de las ciudades más importantes de la Corona de Aragón. Debido a la unión de Castilla y Aragón, Barcelona ha gozado de una posición de gran prestigio en el desarrollo político, social y económico del estado español a lo largo de su historia.

Acontecimientos como los Juegos Olímpicos de 1992 y el Fórum Universal de la Culturas, impulsó a Barcelona en una ciudad mundialmente reconocida y elogiada; destacando como importante foco turístico y cultural, así como centro financiero y congresístico.

La ciudad de Barcelona está situada a orillas de la costa mediterránea en la Península Ibérica. Su clima subhúmedo y septentrional, y la irregularidad e intensidad de las precipitaciones a lo largo del año son claramente una de las principales características del denominado “clima mediterráneo”. La nieve es un fenómeno poco habitual en la ciudad, aunque cabe a destacar nevadas como la del 1962 o la más reciente en marzo de 2010. Barcelona, debido a situación geográfica y en especial por estar a orillas del mar Mediterráneo mantiene durante todo el año una temperatura media suave y agradable, situándose la mínima durante el mes de febrero sobre los 8 grados centígrados y la máxima en agosto, sobre 30 grados centígrados.

La principal puerta de acceso a Barcelona para viajeros, tanto internacionales como nacionales es el Aeropuerto El Prat. Situado a diez kilómetros al sur-oeste de la ciudad, opera con las principales compañías aéreas del mundo, con vuelos directos a todas las ciudades importantes de Europa. El denominado “Puente aéreo” une Barcelona y Madrid con vuelos cada veinte minutos. Durante el año 2009, El aeropuerto del Prat inauguraró una nueva terminal que permitirá llegar a los 55 millones de pasajeros, ampliando así la captación de vuelos internacionales, y satisfaciendo la gran demanda turística, empresarial y congresista de los últimos años en Barcelona.

Otra puerta muy importante para Barcelona, especialmente para las mercancías, es el Puerto de Barcelona, uno de los más importantes del sur de Europa. Cabe destacar el gran incremento, año tras año, de cruceros colosales como el ‘Liberty of the Seas’ o el ‘Royal Caribbean’ que atracan para disfrutar de la ciudad y convirtiendo a este puerto en uno de los puertos con más transito de viajeros a nivel mundial. La red de ferrocarriles tiene su estación principal en Sants, de donde salen trenes de larga distancia que unen Barcelona con todo el continente. A principios de 2008 se inauguró la línea ferroviaria de alta velocidad entre Madrid y Barcelona.